HOME » Noticias

Rangún, monjes budistas: ‘Felices por la llegada del Papa’

Rangún, 28 de noviembre de 2017 (Paolo Fossati para Asia News).

Amor, gentileza, comprensión y caridad son los valores compartidos entre el cristianismo y el budismo. La delegación de la Santa Sede en visita ayer a la Shwedagon Pagoda, el lugar de culto más sagrado para los budistas birmanos. Mañana el histórico encuentro del pontífice con el Consejo supremo de la Shanga, el máximo órgano del budismo nacional.

 

“La visita del Papa a Myanmar es un evento extraordinario”. Es cuanto declara a AsiaNews, el Rev. Gandhasara, monje superior en la State Pariyatti Sasana University de Rangún, renombrada institución budista administrada por un departamento del ministerio para los Asuntos religiosos birmano. “Más allá del significado político y religioso de su viaje, el Papa Francisco está aquí por la paz. El diálogo entre las religiones es fundamental, para el país y no solo. Cristianismo y budismo comparten algunos importantes valores, enseñados ya sea por Jesucristo como por Buda. Ellos son el amor, la gentileza, la comprensión y la caridad. Una confrontación basada sobre estos valores comunes es la clave para mejorar las relaciones entre las dos religiones”, concluye el monje.

 

La universidad se encuentra a pocos metros del Kaba Aye Center, donde mañana el pontífice tendrá el histórico encuentro con el Consejo supremo de la Shanga, el máximo órgano del budismo birmano. Pocos kilómetros al sur se encuentra la Shwedagon Pagoda, el lugar de culto más sagrado para los birmanos y símbolo de Rangún. Es aquí según la tradición que se conservan las reliquias de los cuatro precedentes Buda del actual ciclo cósmico. Ayer por la tarde, una delegación guiada por el Card. Parolin, secretario de Estado de la Santa Sede, visitó el importante lugar de culto. Esta mañana, la pagoda está como siempre repleta de numerosos turistas, fieles y monjes en oración (foto). Entre ellos está Ah Nam Da (foto), que afirma: “Nosotros monjes estamos felices de la presencia del Papa aquí en Myanmar. Él es un mensajero de paz, no se puede no recibirlo bien”.

 

El budismo en el país es en prevalencia de tradición Therevaday es practicado casi por el 89% de los birmanos. Myanmar es la nación budista más religiosa en términos en porcentaje de monjes en la población y y regido a menudo por la religión. Los monjes, venerados miembros de la sociedad birmana, son unos 500 mil, mientras que las monjas unas 75 mil. Los fieles pertenecen sobre todo a la mayoría étnica Bamar, pero también hay Shan, Rakhine, Mon, Karen, Zo y chinos. Cada día el monje birmano o bhikkhu (mendigo) que se dedica a la limosna. Lo que se junta de comida y ofertas es una práctica disciplinar, ya sea de parte de los monjes como de las monjas. Este es un medio para obtener mérito, ejerciendo la solidaridad, el budismo laico y el apoyo material de la Shanga. Los monjes parten cada día al alba y con sus cuencas y van por los diversos pueblos y juntar las ofertas de la jornada. Cuando vuelven al monasterio, ellos comparten cuánto han recogido y normalmente comen todos juntos y una vez que han terminado de comer, es la sola comida antes del mediodía.