HOME » Noticias

Pizzaballa: “Política, pero no de salón, para Jerusalén”

Jerusalén, 20 de diciembre (C. Doody para Religión Digital/EFE/Vatican Insider).

El administrador apostólico lo dijo en la conferencia de prensa navideña. El 2017 fue un año “boom” para los peregrinos (pero ahora están llegando cancelaciones, aunque no haya peligros para ellos).

 

"Las decisiones unilaterales no van a traer la paz, sino que la alejarán". Monseñor Pierbattista Pizzaballa se suma al coro de condenas a Donald Trump por la decisión de éste de reconocer Jerusalén como capital de Israel. Política que "afectará a las celebraciones de Navidad", según sostenido el administrador apostólico del Patriarcado Latino en Jerusalén.

 

"La posición de la Iglesia es clara y ha sido reiterada por el Santo Padre: respetar el statu quo de Jerusalén, en conformidad con las resoluciones pertinentes de las Naciones Unidas", dijo el franciscano Pierbattista Pizzaballa en una rueda de prensa.

 

La declaración de Trump del pasado 6 de diciembre "ha creado tensión sobre Jerusalén y, obviamente, afecta a las celebraciones de la Navidad. Es un hecho", dijo, al señalar que aunque este año se ha doblado el número de peregrinos a Tierra Santa, se ha reducido el número previsto para las fiestas navideñas.

 

"Una solución unilateral no puede ser considerada una solución", expresó el administrador apostólico, que advirtió de que "las decisiones unilaterales no van a traer la paz, sino que la alejarán".

 

Para Pizzaballa, "Jerusalén es un tesoro de la entera Humanidad, y cualquier reivindicación exclusiva -sea política o religiosa- es contraria a la lógica propia de la ciudad".

 

"La Iglesia Católica reconoce Jerusalén como la capital de Palestina, respetamos las decisiones de los palestinos y también las de los israelíes, pero estamos en contra de cualquier decisión unilateral", reiteró el religioso, que destacó que la mayoría de cristianos locales son palestinos.

 

En su opinión, el significado de la Ciudad Santa va más allá de la política y de la disputa sobre su soberanía, ya que es un lugar sagrado para las tres religiones monoteístas.

 

Pizzaballa mostró su esperanza de que la violencia que ha seguido a la declaración de Trump en las últimas semanas "cese completamente y se pueda seguir discutiendo sobre Jerusalén en el ámbito no sólo político, sino también religioso y cultural".

 

El máximo dirigente del Patriarcado Latino en Jerusalén precisó a Efe que la Iglesia Católica "va a celebrar la Navidad en Tierra Santa como todos los años".

 

"Que queremos expresar públicamente nuestra alegría pese a las dificultades políticas de este tiempo", dijo, antes de añadir: "Nosotros, como Iglesia, no nos rendimos", concluyó.

 

 

Tomasi acusa al presidente de EEUU de "echar gasolina al fuego" en Oriente Medio

 

La decisión de Trump de trasladar la embajada estadounidense a Jerusalén "echa gasolina al fuego de los conflictos ya existentes" en Oriente Medio. Así ha opinado el arzobispo Silvano Tomasi, ex-embajador del Vaticano ante la ONU, quien además ha reprochado al presidente de EEUU la reciente"venta masiva de armas" a Arabia Saudita por valor de miles de millones de dólares.

 

"La decisión unilateral tomada por la actual administración de los Estados Unidos diverge de la postura aceptada por la comunidad internacional y se convierte en fuente de tensiones en una región donde los conflictos ya abundan", ha declarado Tomasi en una entrevista con el Tablet.

 

El ahora asesor de la sección de migrantes en el Dicasterio para el Desarrollo Humano ha afirmado además que sin un respeto en la región por el "bien común", la "empatía" y la "compasión", la "solidaridad concreta", y la "inclusión" y el "diálogo" -valores todos que Trump, con su política, ha puesto en peligro- "no veo cómo la paz se pueda lograr así en el Oriente Medio"

 

"La paz es un don de Dios, pero nos pide cada día que la persigamos y que la preservemos", ha continuado Tomasi. Aunque la "complejidad" de Oriente Medio pueda hacer parecer que la paz sea una "ilusión", tampoco el "desaliento" es la respuesta a las tensiones. Más bien, la solución a los problemas en la zona pasa, según el diplomático, por la vía de los dos Estados, Israel y Palestina, y por que ambos tengan "fronteras bien definidas" y una "voluntad para cooperar", tal y como la Santa Sede viene sosteniendo desde hace mucho tiempo.

 

"Parece que no hay ninguna alternativa a la solución de dos Estados", ha recalcado el prelado italiano, añadiendo que la política de Trump no sólo exacerba la discordia en la región, sino que también "asume un significado práctico y simbólico que va en contra de las decisiones de las Naciones Unidas". "Cualquier esfuerzo genuino por una paz estable en Oriente Medio debe ser aplaudido", ha recordado.

 

Aunque "el precio en sufrimientos que ha pagado hasta aquí la gente de esta región atormentada es ciertamente una invitación a ser creativos e intentar encontrar nuevas maneras de poner fin a la violencia", dicha creatividad no puede extenderse a las políticas unilaterales e interesadas, como la de Trump. Más bien, las alianzas son claves para lograr "una acción cooperativa que beneficia a todos", y para desbancar la actual política de "blancos específicos" que solo consigue "mantener abierto el ciclo de la violencia", ha dicho Tomasi.