HOME » Noticias

Oración interreligiosa a dos meses de la desaparición del submarino ARA San Juan

Mar del Plata, 16 de enero de 2018 (AICA).

Monseñor Gabriel Mestre, obispo de Mar del Plata, participó el 15 de enero de la sesión pública especial del Concejo Deliberante de General Pueyrredón, en donde compartió una oración junto a representantes de fe judía y evangélica al cumplirse dos meses de la desaparición de los 44 tripulantes del submarino ARA San Juan. Animó a los familias a “vivir esta realidad difícil desde la fe” y “muy agarrados a Dios”.

Monseñor Gabriel Mestre, obispo de Mar del Plata, participó el 15 de enero de la sesión pública especial del Concejo Deliberante de General Pueyrredón, al cumplirse dos meses de la desaparición de los 44 tripulantes del submarino ARA San Juan. 

El prelado asistió junto con el seminarista Daniel Sommerstein, de la Sociedad Unión Israelita Marplatense (SUIM) y Silvio Schatz, pastor de la Iglesia Evangélica Luterana de Mar del Plata. Estuvieron presentes familiares de los submarinistas del ARA San Juan, funcionarios municipales, el cónsul ruso Jorge Kutnezov, entre otros invitados. 

Luego de escuchar las palabras de varios concejales y los pedidos de los familiares para que no se detenga la búsqueda del submarino, para que se asignen los recursos necesarios y que se pueda encontrar el navío; los representantes de los credos rezaron brindando palabras de esperanza y pidiendo a Dios por las intenciones de los presentes. 
 



Monseñor Mestre se asoció “desde la fe a lo que Daniel y Silvio compartían recién” e insistió en animar a los familiares “a vivir esta realidad difícil desde la fe, es muy complicada vivirla sin la fe, puede ser hasta desesperante, una vez más quiero apelar a vivir muy agarrados a Dios, esto que a ustedes les toca vivir y experimentar”. 

“Desde la fe sabemos que Dios tiene la última palabra, esa palabra que no conocemos. Por eso también los invito a hacer una breve oración de bendición", manifestó el obispo y luego con sus manos "Te pedimos Señor que bendigas de manera particular a los 44 tripulantes del ARA San Juan, a sus familiares y amigos que en esta situación de incertidumbre de dolor los están esperando, como todos los estamos esperando”. 

“Te pedimos Señor vivir una fe profunda y equilibrada, una fe que tenga esperanza y a la vez sea realista para disponer nuestros corazones a tu santa voluntad, bendice a los 44 tripulantes, a sus familiares y amigos, en el nombre del padre, del Hijo y del Espíritu Santo", concluyó.