HOME » Noticias

Kazajstán: ecumenismo, diálogo y armonía entre religiones, en “una tierra bendecida”

Almaty, 5 de febrero de 2018 (Agencia Fides).

 

“Kazajstán, que durante el régimen soviético era un territorio de deportación, acoge a un pueblo de diferentes nacionalidades y religiones, acostumbradas a relacionarse entre sí. El propio Gobierno organiza reuniones en las ciudades principales entre los responsables de las diversas confesiones, para fomentar el conocimiento mutuo y el diálogo sobre cuestiones comunes, como la familia, la educación de los jóvenes o la no violencia. Además, la capital Astana alberga, cada dos años, una reunión mundial entre líderes religiosos”: así lo explica a la Agencia Fides el p. Luca Baino, OFM, misionero franciscano y párroco de Taldykorgan, una ciudad de la diócesis de Almaty. “Estas políticas de reunión, - explica Baino-, apuntan a fomentar un clima de armonía en una sociedad caracterizada por el pluralismo cultural y religioso. El ecumenismo también se ha beneficiado de ello. De hecho, a lo largo de los años, han surgido importantes relaciones personales, como la que existe entre los sacerdotes católicos, los pastores ortodoxos y protestantes, pero también entre los fieles de las diferentes comunidades. Por ejemplo, en Taldykorgan, organizamos un concierto de música clásica dos veces al año, eligiendo piezas que pueden acompañar pasajes de las Sagradas Escrituras. Participan, como ejecutores o como espectadores, los fieles de las tres confesiones cristianas”.

 

Un momento clave, dice el misionero, está representado por la reunión durante la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos: “Desde hace más de diez años, la Iglesia Católica organiza una vigilia de oración para la ocasión, que se ha convertido en una cita que todos esperan, incluidos los representantes del Departamento de Asuntos Religiosos del Estado. Este año, la reunión tuvo lugar en la Catedral de Almaty y contó con la participación de los líderes de la Iglesia Católica, como el obispo Josè Louis Mumbiela Serra, y dos seminaristas delegados del metropolitano ortodoxo Alexander”.

 

El p. Baino explica: “La oración ha seguido el tema 'La diestra del Señor ha hecho maravillas'. Después de la petición de perdón por las divisiones entre las iglesias, un pastor bautista comentó los pasos del libro de Éxodo y de la Carta a los Romanos, mientras que un seminarista ortodoxo comentó un pasaje del Evangelio de Juan. Luego hubo un momento para las oraciones espontáneas y el canto de nuestro Padre, durante el cual tomamos nuestras manos, como un signo de la promesa de continuar orando los unos por los otros. El obispo católico Mumbiela Serra concluyó la oración con una reflexión sobre el tema de la unidad, especialmente aquí en Kazajstán que, desde este punto de vista, ¡es verdaderamente una tierra bendita!”.

 

Según los datos oficiales proporcionados por el Ministerio de Asuntos Exteriores de Kazajstán, de los más de 17 millones de habitantes del país, alrededor del 26% son cristianos, y el 1% de estos son católicos. En Kazajstán hay 4 diócesis católicas, con un total de 70 parroquias. Los sacerdotes presentes en la nación son 91 de los cuales 61 diocesanos y 30 religiosos.