HOME » Noticias

La Junta Directiva del KAICIID condena el asesinato de la superviviente francesa del Holocausto

Viena, 30 de marzo de 2018.

Los conflictos advierten de la creciente tendencia de crímenes de odio contra fieles religiosos.

 

La Junta Directiva interreligiosa del KAICIID, compuesta por líderes religiosos de cinco religiones mundiales mayoritarias (budismo, cristianismo, hinduismo, islamismo y judaísmo) ha emitido el siguiente comunicado sobre el asesinato de Mireille Knoll, superviviente del Holocausto, en París, Francia:

 

“Condenamos absolutamente el brutal asesinato de Mireille Knoll en París, Francia, y nos sentimos conmocionados por las sospechas de que este asesinato se ha producido por su identidad y creencias religiosas. El asesinato de la señora Knoll es una tragedia por sí mismo, y lo es más aún al ser una superviviente del Holocausto, una de las mayores atrocidades de la historia de la humanidad. Este atroz y cobarde ataque indica una tendencia preocupante de personas vulnerables que son asesinadas por sus creencias religiosas. Vemos con creciente preocupación el marcado aumento en los tiempos recientes del discurso del odio, y los crímenes de odio, contra la gente religiosa, no solo en Francia, sino en muchas otras partes del mundo.

 

Hacemos un llamamiento a la gente de todo el mundo, y en particular a los líderes de todas las comunidades religiosas y líderes políticos, para dar un paso más en sus esfuerzos para reforzar los valores de ciudadanía común y coexistencia entre todas las personas, y para hacer más en pos de detener esta tendencia de odio, contactando con otras comunidades religiosas para conformar un diálogo. Nos mantenemos unidos contra los actos de odio contra la religión y la discriminación de cualquier tipo. No hay religión ni comunidad religiosa que resulte inmune a estos crímenes de odio. La única defensa contra ellos es alejarlos del mismo camino del odio, que muchas veces es resultado del desconocimiento del Otro, y esforzarse en modelar sociedades en las que las personas de todas las creencias y las que no las tengan sean respetadas y consideradas de un modo igual.”