HOME » Papa Francisco

Sentida evocación de un abrazo por un mundo mejor

Buenos Aires, 6 de junio de 2017.

El rabino Skorka y el musulmán Abboud revivieron con sentidas palabras el gesto que protagonizaron con Francisco y subrayaron que constituye un gran desafío. El padre Marcó dijo que esa actitud compromete particularmente a los argentinos.

Fue una evocación emotiva que quiso rescatar, a tres años de su realización, un singular gesto de fraternidad que en su momento dio la vuelta al mundo: el histórico abrazo del Papa Francisco con un rabino y un dirigente musulmán junto al Muro de Los Lamentos.

En el majestuoso marco del Teatro Colón, a sala llena, dos de esos protagonistas, Abraham Skorka y Omar Abboud, recordaron aquel momento imborrable para sus vidas y subrayaron que el gesto es una invitación a construir un mundo mejor. "En ese abrazo entendí qué significa alabar a Dios con el cuerpo", recordó el rabino en alusión a un Salmo del Rey David. Y explicó la intención detrás: "Un clamor de paz, la forma mas genuina de amar a Dios, entre medio de tantos obnubilados por odios".

El tercer protagonista del gesto retratado frente al Muro, Omar Abboud, llamó a "construir una Jerusalén celeste" donde lo esencial es "lo que trasciende, la identidad, para ver al otro como verdadero hermano". Luego de destacar la cultura de encuentro entre religiones que "los argentinos aprendieron hace mucho" y de la que aseguró ser testigo, deseó que el "abrazo se multiplique".

Además, el padre Guillermo Marcó, destacó que aquel abrazo se gestó en la convivencia interreligiosa que el entonces cardenal Jorge Bergoglio construyó en Buenos Aires. Se mostró sorprendido con la proyección internacional que alcanzó y señaló que compromete a todos los argentinos. "Que lo de hoy no sea solo un espectáculo", dijo el sacerdote al pedir a todos replicar el mismo abrazo "para poder comprender al que no piensa como uno".

Al final, los tres se abrazaron provocando un estruendoso aplauso de una concurrencia con referentes de los diversos credos, sellando un hito en el ejemplar quehacer interconfesional del país.

Fuente: VR